Avisar de contenido inadecuado
Expand

El PINGÜINO PAPUA

Hola en este blog nosotros trataremos de explicar e informar sobre los pingüinos papuas:

Los pingüinos papúa sacan su nombre cómico, pues emiten sonidos que suenan como el rebuzno del burro. Los pingüinos papúa son reconocibles por su pico de color anaranjado y por la mancha de color blanco que empieza desde la altura de los ojos hasta la parte de atrás de la nuca.

El pingüino papúa es de los pingüinos de tamaño mediano, aprox. 75 - 90 centímetros de alto cuando está de pie y pesa entre 5 y 8 Kg. Además tienen una cola larga y tiesa de plumas que sobresalen detrás de ellos al caminar. No existe otra especie de pingüinos que tenga una cola igual de larga. Cuando nadan las plumas de la cola apuntan derechamente hacia arriba, por lo que es fácil reconocerlos.   En la mayoría de las especies de pingüinos, los machos y hembras son del mismo porte, mientras que entre los pingüinos papúa las hembras por lo general son un poco más pequeñas que los machos.

A un pingüino papúa hembra se le puede "engrupir" con una piedra 
Lo que diferencia a los pingüinos papúa de otras especies de pingüinos, es el hecho de que muy tempranamente maduran sexualmente y ya a los dos años de edad pueden llegar a tener pichones. Al llegar el momento de poner huevos, los pingüinos papúa construyen nidos redondos de piedras, pasto y hojas.

La competencia para obtener el material para los nidos es dura y a menudo provoca varias peleas para obtener las piedrecillas. No es anormal que los pingüinos se roben materiales mutuamente. De hecho, las hembras valoran muchísimo sus piedras para los nidos, por lo que un macho la puede conquistar tan solo regalándole una buena piedra.

Dos huevos - por si acaso
Al encontrar pareja los pingüinos papúa, se aparean y en septiembre u octubre ponen por lo general dos huevos, siendo uno más grande que el otro. Al poner dos huevos, los pingüinos incrementan la posibilidad de empollar exitosamente. Ambos padres se preocupan de cuidar los huevos y se turnan para empollar durante 5 semanas hasta que salgan los pichones.

Al principio los pichones dependen de los padres, quienes los alimentan con pescados y crustáceos. La sobrevivencia de los pichones dependerá de cuánto alimento puedan conseguir los padres y de que los pichones eviten ser comidos por depredadores. En caso de que hubiese escasez de alimento, los padres privilegiarán alimentar al pichón más grande para asegurarse de que por lo menos uno de ellos sobreviva. En el periodo en que los padres cuidan a los pichones no se alimentan mucho, por lo que fácilmente pueden perder un par de kilos.

Guarderías para pinguinos
Cuando los pichones cumplen el mes de vida dejan el nido y se juntan con otros pichones en grandes grupos - las llamadas "guarderías para pingüinos". Estos grupos grandes protegen los pichones contra depredadores y les ayuda a mantener el calor. Así, los adultos pueden dejar a los pichones y salir a buscar alimentos.

A medida que los pichones crecen, cambian sus primeras plumas con un plumaje mas maduro. En este periodo los pingüinos casi no se mueven, pues utilizan toda su energía en   producir nuevas plumas. De hecho, se han visto casos en que ni siquiera mueven la cabeza, aunque les vuele una pluma molestosa a la cara. Cuando los pichones cumplen cuatro meses de edad ya tienen sus plumas de adultos y se parecen a los pingüinos papúa adultos.

El pinguino papúa es un depredador
Los pingüinos papúa son animales carnívoros. Comen distintos peces, crustáceos   y pulpos pequeños. Al examinar las heces del pingüino, se puede deducir lo que ha comido. Cuando las heces son rosadas, quiere decir que ha comido crustáceos y cuando son blancas es porque han comido pescado. Si el pingüino está en el periodo de cambio de plumaje, sus heces son verdes, pues se alimenta de aquel alimento que tiene almacenado en el estomago.

A la hora de comer, los pingüinos papúa son buenos colaboradores entre sí. En conjunto forman grupos de entre 100 y 200 pingüinos que se ayudan para cazar. Cazan cerca de la costa para así estar cerca de los pichones y su colonia en cada momento. A pesar de ser buenos buceadores, pudiendo bajar a una profundidad de hasta 170 metros en solamente 3 minutos, la mayor parte del alimento se obtiene con solamente estar a medio minuto de profundidad. Si el pingüino tiene suerte y hay montones de alimento, solamente necesita cazar un par de horas. En cambio si está con la mala suerte, puede estar cazando por varios días.

Enemigos
Existen también muchos animales que piensan que los pingüinos papúa son un plato delicioso. Entre los enemigos naturales del pingüino se encuentran el lobo fino antártico, la foca leopardo y grandes pájaros depredadores. Por suerte, el pingüino papúa es un nadador muy veloz y por lo tanto a menudo puede escapar del depredador. Es la especie de pingüino más rápida y puede nadar hasta 36 kilómetros por hora.

A cuidar los pinguinos
Los pingüinos papúa no son una especie en extinción, pero hace 50 años hubo varios grupos de estos pingüinos que se exterminaron. La razón para esto, fue que el hombre los mataba para comerse sus huevos o los cazaba para cocerlos y fabricar aceites para las lámparas y la cosmética. Afortunadamente, se detectó a tiempo el grave daño de esto y desde ahí se ha empezado a cuidar mejor los pingüinos, por lo que la población de estos pingüinos ha sido muy estable los últimos 50 años.

Aún así, el hombre debe pensar dos veces cuando se encuentra en zonas cerca de los pingüinos, ya que los pescadores fácilmente pueden pescar accidentalmente pingüinos en sus redes, o pescar demasiados peces y así no hay suficiente para los pingüinos, y pasan hambre. Otro problema es que muchos pingüinos quedan atrapados en pozos de petróleo producto de fugas al mar desde los barcos petroleros. Por lo tanto, si queremos preservar en el futuro a los pingüinos papúa, debemos cuidar de no contaminar los lugares en donde habitan.

{
}